Castillo de San Servando Historia del Fantasma

Como visitar el Castillo de San Servando. Si ya has visitado el Alcázar y sus alrededores, probablemente te estés preguntando cuál es ese castillo que se ve al otro lado del tajo cruzando el Puente de Alcántara, un castillo de auténtico cuento que promete historias apasionantes de batallas, amoríos y traiciones. Es el castillo de San Servando y nos vamos extra muros para verlo de cerca.

Para llegar hasta este imponente castillo medieval tienes que salir del Casco Histórico y atravesar el Puente de Alcántara. Una inevitable e interminable cuesta te espera porque, al fin y al cabo, sigues estando en Toledo. Pero la subida merece la pena hasta este edifico que hoy es un Albergue Juvenil lleno de vitalidad y jolgorio en una clara contradicción con lo que ha supuesto este Castillo de San Servando a lo largo de su historia.

Fue Alfonso VI, poco después de reconquistar la ciudad en 1085 quien mandó construir este Castillo de San Servando y su fortaleza defensiva, aunque se le supone un origen previo islámico y más anterior aún, romano. Desde entonces, el Castillo ha sufrido muchas remodelaciones, teniendo en cuenta que, por su función militar y defensiva, ha sufrido otras tantas destrucciones. Y es que el Castillo de San Servando ha sido lugar de batallas, pero también de acontecimientos mágicos y misteriosos como no podía ser de otra manera en Toledo.

Historia Castillo de San Servando

Los diferentes huéspedes que han pasado por el Castillo de San Servando han protagonizado numerosas historias y leyendas que te contarán en cualquiera de las rutas guiadas por Toledo. Alfonso VI cedió el Castillo de San Servando a los templarios y cuentan que fue en aquella época en la que incluso el Cid se alojó allí donde se reconcilió con el Rey castellano tras una de sus disputas.

La verdad es que son muchas las leyendas que ha generado este monumento emblemático, pero nos llama especialmente la atención esa que nos cuenta de un fantasma que aún hoy dicen que aparece en algunas noches de luna. El destacamento alojado en el Castillo de San Servando veía cómo cada pocos días, alguno de sus miembros aparecía muerto de una única estocada en el corazón. Nadie sabía a qué o a quién se debían estas muertes, pero pronto empezaron a sospechar de la presencia de un fantasma.

Fantasma del Castillo de San Servando

La sospecha se corroboró cuando una noche vieron desde el Puente de Alcántara, una figura fantasmal en una de las torres del Castillo, paseando con espada en mano y una capa que despedía destellos de luz verdosa. Fue entonces cuando el Capitán de la guardia, Don Lorenzo de Cañada se decidió a intervenir en el asunto y acudió resuelto al Castillo de San Servando.

Durante una semana Don Lorenzo estuvo desaparecido y cuando regresó se negó a hablar de lo que había sucedido. Pero lo cierto es que después de esa semana, no se produjo ninguna muerte más en el Castillo. Aunque el fantasma permaneció allí y aún hoy son muchos los que afirman haberle sentido.

Si compartes esta entrada ayudas a mejorar la calidad de esta publicación, muchas gracias por compartir.