Toledo Ciudad de las 3 culturas

Además de por ser una Ciudad Patrimonio de la Humanidad, Toledo se caracteriza por ser la Ciudad de las Tres Culturas, donde convivían en armonía judíos, musulmanes y cristianos. A pesar de que tanto dentro como fuera de la ciudad de Toledo se venda la ciudad como paradigma de la tolerancia, la convivencia y el crisol cultural, la verdad es que se trata en su mayor parte de un espejismo.

No queremos echar por tierra todo el marketing turístico y cultural de la ciudad de Toledo, sino que nos gusta contar la verdad. Y la verdad es que en tu viaje a Toledo te vas a encontrar vestigios de las más diversas culturas. Puedes visitar la Sinagoga del Tránsito, emblema de la cultura judía, puedes hacer una parada en la Mezquita del Cristo de la Luz o puedes disfrutar de unas horas en la Catedral Primada.

Y ahí está toda la huella de las Tres Culturas en la ciudad de Toledo. Para que te hagas una idea de la pervivencia de cada cultura en Toledo, la Sinagoga del Tránsito o Museo Sefardí, es un museo estatal, la Sinagoga Santa María la Blanca pertenece al Cabildo Catedralicio y la Mezquita del Cristo de la Luz, como su propio nombre indica, tuvo más de lugar de culto católico que musulmán.

Convivencia de las tres culturas en Toledo

La verdad también es que fue muy poco el tiempo que coincidieron las tres culturas en la ciudad. Y decimos coincidieron, porque decir que convivieron es exagerado. El barrio judío tenía sus propias puertas para separarlo del resto de la ciudad y los musulmanes también ocupaban sus propios lugares sin mezclarse con el resto de los habitantes. La interacción entre cristianos, musulmanes y judíos consistía en cierta actividad comercial, pero nunca social ni cultural. Convivencia tres culturas Toledo

Prueba de esas nulas relaciones sociales entre las Tres Culturas son las numerosas leyendas que puedes escuchar en alguna de las visitas guiadas por la ciudad y que todas siguen un esquema general: historia de amor entre un judío y una cristiana seguido de un conflicto familiar que termina en tragedia. Este esquema puede variar cuando se trata del amor entre una musulmana y un cristiano, que en este caso puede acabar o bien en tragedia, o bien en la conversión al cristianismo de la joven musulmana.

Pero que la convivencia de las Tres Culturas sea un ideal no quiere decir que no se puedan disfrutar los restos de esa diversidad cultural de Toledo a lo largo de la historia. Es más, además de esas Tres Culturas, podemos añadir alguna otra de la que también se conservan restos importantes en la ciudad, como la visigoda, cuyas huellas puedes encontrar en cada rincón, o la romana, de la que cada vez se encuentran más restos.

Si compartes esta entrada ayudas a mejorar la calidad de esta publicación, muchas gracias por compartir.