Iglesia de Santiago del Arrabal

La Iglesia de Santiago del Arrabal joya del Mudéjar toledano, la bella Iglesia de Santiago Arrabal y su torre situadas en la Plaza de Santiago del Arrabal forman parte del conjunto de iglesias mudejares de toledo.

Si empiezas tu visita a Toledo entrando a la ciudad por la Puerta de Bisagra, lo más probable es que tu primer monumento toledano sea la Iglesia de Santiago del Arrabal. Una iglesia que te da la bienvenida adelantándote algo de la monumentalidad de Toledo pero, sobre todo, avisándote de la contundencia histórica de esta ciudad.

Iglesia de Santiago del Arrabal es la muestra más importante del estilo mudéjar toledano y data del siglo XIII. Su construcción se remonta al año 1256 y está organizada en tres naves separadas por seis arcos apuntados. Destacamos la Torre en Iglesia de Santiago del Arrabal, que parece ser la más antigua de la zona, con planta cuadrada y ventanas enmarcadas por arcos de herradura es lo que hay que visitar y ver en la iglesia de santiago del arrabal con su torre.

El encanto de esta Iglesia reside tanto en su interior como en su fachada, pero también en el entorno en el que está ubicada. Teniendo a su alrededor monumentos de la talla de la Puerta de Bisagra y la Puerta de Alfonso VI y protegida por la muralla, la Iglesia de Santiago el Arrabal parece la guardiana de la historia y los secretos de Toledo.

En su interior sorprende un retablo de estilo plateresco del siglo XVI, varias lápidas y un púlpito del siglo XIV realizado en yesería mudéjar que merece especial atención por ser un lugar emblemático y legendario. Y es que no podemos olvidar que Toledo es una ciudad de leyendas y pocos son los puntos de tu visita donde no te encontrarás con una leyenda relacionada con la historia de la ciudad.

En ese púlpito apoyado en un fuste de pizarra azul y un capitel invertido, fue donde San Vicente Ferrer predicó en el año 1403, en una alocución o sermón que, según unos, provocó una conversión milagrosa de los judíos y, según otros, generó una auténtica matanza judía.

La versión más violenta parece más ajustada a la historia que puso punto y final a la feliz e ilusoria convivencia de la Tres Culturas. Parece ser que San Vicente Ferrer estaba un tanto exaltado ese día y en su sermón arengó a los fieles a cargar contra los judíos. Y cuentan que desde esta Iglesia de Santiago el Arrabal subieron hasta la Sinagoga de Santa María la Blanca y sacaron violentamente a cuantos judíos se encontraban en ella.

Desde ese momento, la Sinagoga pasó a convertirse en un lugar de culto cristiano y los judíos empezaron a sentir las consecuencias de la intolerancia religiosa.

Si compartes esta entrada ayudas a mejorar la calidad de esta publicación, muchas gracias por compartir.