Mirador del Valle

Dirección Mirador del Valle Toledo para visitar la zona del mirador del valle veremos una vista panorámica privilegiada desde el Valle de Toledo, a donde llegas siguiendo las indicaciones tanto del Parador Nacional, como de la Ermita del Valle.

El entramado de callejuelas, las cuestas y la condensación de tantos monumentos en un espacio relativamente pequeño como es el Casco Histórico de Toledo, puede hacer que no aprecies por completo la magnitud de la belleza de esta ciudad de las tres culturas. Si quieres disfrutar de una visión más amplia, de la mejor panorámica de la ciudad y descubrir el lugar de inspiración del Greco, puedes acercarte hasta el Mirador del Valle.

Como habrás visto, Toledo es un promontorio sobre el río Tajo y es cruzando el Tajo por la carretera de Circunvalación como puedes acceder hasta las colinas desde las que se observa toda la ciudad desde el mirador panorámico.

Tómate tu tiempo para pasear por los alrededores de la Ermita del Valle hasta descubrir ese lugar de foto de postal que tantos y tantos turistas se han llevado como el mejor souvenir de Toledo. Y no sólo turistas, Domenicos Theotocopulos, El Greco, subía hasta el Valle para inspirarse y dibujar dos de sus mejores obras, “Vista de Toledo”, una de día y otra de noche.

Porque si durante el día del Mirador del Valle te ofrece toda la panorámica del Toledo monumental, durante la noche, pocas experiencias hay tan sorprendentes como esta vista nocturna desde el Valle. Toledo de noche devuelve a la mirada del observador sus luces embrujadoras, sus historias, sus leyendas y tantos secretos.

Ermita del Valle Toledo

La Ermita del valle es una modesta pero hermosa construcción del siglo XVII lugar de encuentro de turistas, de caminantes, el rincón preferido por los toledanos para celebrar su boda, entre las iglesias para casarse en toledo la ermita del valle toledo es el sitio ideal para una boda perfecta con permiso de la Catedral Primada y también es lugar de la romería virgen del valle en Toledo de milagros y leyendas.

Cuentan que cuando terminó la guerra contra los franceses, los toledanos se propusieron reconstruir la ciudad lo antes posible. Sin embargo, la dificultad de la empresa hizo que su ánimo decayera corriendo el riesgo de dejar la ciudad en tal estado lamentable. De repente, una noche algunos toledanos vieron encenderse una misteriosa luz en la Ermita del Valle. Y noche tras noche, el episodio se repetía reuniendo en su contemplación a cada vez más toledanos hasta que toda la ciudad estuvo reunida.

Así entendieron el mensaje de la misteriosa luz del Valle, que no era otro que hacer causa común entre toda la población para reconstruir la ciudad. Pero también cuentan, que en la actualidad, esa luz puede observarse alguna noche como presagio de alguna desgracia.

Si compartes esta entrada ayudas a mejorar la calidad de esta publicación, muchas gracias por compartir.