Museo de los Concilios Cultura Visigoda

Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda en la Iglesia de San Román, Hay un capítulo de nuestra historia que por algún motivo desconocido ha quedado sin estudiar o, al menos, sin popularizar. Hablamos de la cultura visigoda, esas gentes de origen germánico que llegaron hasta la Península Ibérica y formaron en Toledo el que sería un floreciente reino pero de escasa duración, absorbido como fue, por los reinos cristianos.

En cualquier caso, las huellas de los Visigodos permanecen visibles en Toledo y por eso se fundó el Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda. El lugar elegido para exponer esa cultura visigoda fue la Iglesia de San Román, un templo impresionante de impronta mudéjar con restos de construcciones anteriores visigodas y romanas situada en el corazón del Casco Histórico.

Aunque no es una de las paradas obligadas de la horda de turistas que asolan cada día la ciudad de Toledo, la visita al Museo de los Concilios se antoja imprescindible para obtener siquiera unas pinceladas de la cultura visigoda. Un souvenir casi exclusivamente toledano que no podrás encontrar en otras ciudades de España.

Museo de los Concilios

El Museo es, en todo caso, impactante porque la primera impresión es de confusión. ¿A dónde dirigir la mirada?; ¿dónde centro mi interés? Y es que este Museo Visigodo ofrece además de su colección particular, la visión imponente de la Iglesia de San Román, que antes fue mezquita y que su reconversión en templo cristiano se hizo reutilizando columnas y elementos visigodos y romanos.

Las pinturas murales dispersas por toda la Iglesia, de estilo románico harán que pierdas el sentido inicial de la visita, que no era otro que acercarte a los Visigodos. Pero tarde o temprano recobrarás el sentido y te olvidarás de las pinturas religiosas, de los retablos y de los ángeles para acercarte a esa cultura pagana y desconocida.

Cultura Visigoda

La colección de cultura visigoda del museo se basa en restos arqueológicos de los siglos VI, VII y VII, con relieves, lápidas, capiteles y losas epigráficas. Después, la atención se centra en la exhibición de orfebrería, especialmente joyas como broches, pulseras, collares y anillos que nada tienen que envidiar a la bisutería actual. Sin pasar por alto el ajuar funerario procedente de la necrópolis de Carpio de Tajo son los objetos más destacados de este museo dedicado a la cultura visigoda en Toledo.

Pero la joya del Museo de los Concilios no es una pieza original, sino una reproducción de lo que fue el famoso Tesoro de Guarrazar. Un tesoro perteneciente a los reyes Suitila y Recesvinto que fue enterrado en la localidad cercana a Toledo de Guadamur cuando ya se anunciaba la llegada de los musulmanes. El tesoro lo forman coronas votivas, cruces y otras piezas realizadas todas en oro repujado con incrustaciones de piedras preciosas.

Información para visitar Museo de los Concilios los horarios son de Martes a sábado: de 10 a 14 y de 16 a 18:30 h. Domingos y festivos: de 10 a 14. Entrada Museo de los Concilios es gratuita, libre acceso.

Si compartes esta entrada ayudas a mejorar la calidad de esta publicación, muchas gracias por compartir.