Plaza de Zocodover

La Plaza de Zocodover Como todas las ciudades, Toledo también tiene su plaza Zocodover. Pero la plaza de Toledo no es la típica plaza mayor con sus soportales y su planta cuadrada, ni su ayuntamiento ni siquiera sus edificios de aspecto homogéneo. En Toledo, la plaza es diferente, como no podía ser de otra manera, porque la plaza de Toledo no es una plaza Mayor, es la plaza Zocodover; un lugar especial desde donde empezar a intuir la visita a Toledo.

A finales del siglo XVI, el arquitecto de El Escorial, Juan de Herrera empieza a planificar la plaza de Toledo Zocodover según el modelo tradicional. Sin embargo, se encontró con la oposición del Cabildo Catedralicio que no permitió la reforma por perjudicar los intereses inmobiliarios que allí tenía, así que el resultado de la plaza toledana fue una especie de pentágono irregular que le da un toque muy personal.

Pero la plaza de Zocodover llevaba siendo la plaza principal de Toledo desde los orígenes de la ciudad, llegando a su máximo esplendor en la época musulmana, cuando toma el complicado nombre de Zocodover que no significa otra cosa sino “mercado de las bestias”. Y es que la plaza de Zocodover ha cumplido una función eminentemente comercial a lo largo de toda su historia.

Zocodover Significado

Ese es el significado de Zocodover, en la plaza de Zocodover en Toledo no cuesta nada imaginarse los mercados árabes y, más tarde medievales, con sus productos manchegos tradicionales, sus animales, su artesanía y el vaivén de gentes de todas las culturas intercambiando su trabajo y sus productos. Una orden real en 1465 concedió al mercado de Toledo sus privilegios fiscales pasando a celebrarse todos los martes del años. Hoy en día, no es extraño oír a los toledanos hablar del “martes” refiriéndose al mercadillo, aunque ya no se celebre en Zocodover, sino en el Paseo Merchán, al lado mismo de la Puerta de Bisagra.

Es Zocodover el mejor lugar para empezar cualquier ruta por Toledo, así como el sitio de espera del Zocotren, indispensable si visitas Toledo con niños. Además, en Zocodover puedes respirar la mejor literatura, evocando los innumerables relatos de los mejores autores españoles. Porque Cervantes habla de la Zocodover, el “Lazarillo de Tormes” desarrolla su trama, en parte, en Zocodover, la vida de Fernando de Rojas y su “Celestina” transcurre en Zocodover y autores de la Generación del 98 como Baroja y Galdós se inspiraron en esta plaza para escribir sus mejores textos.

Pero no podemos olvidarnos de ese genio de lo romántico que es Gustavo Adolfo Bécquer, que acudió a Toledo en busca de inspiración y cuya huella puede encontrarse en la plaza Zocodover, en multitud de calles de del casco histórico y en algunas de las leyendas más conocidas.

Cerca de la Plaza de Zocodover encontramos la oficina de Turismo en Toledo con toda la información esencial para visitar toledo, además también encontramos en la Paza Zocodover los hoteles en Toledo como El Hotel Carlos, El Antidoto Rooms o El Hotel Domus Plaza Zocodover.

Si compartes esta entrada ayudas a mejorar la calidad de esta publicación, muchas gracias por compartir.